Saltar al contenido
Gato Exótico

Sentidos de los Gatos

sentidos-de-los-gatos

Los sentidos de los gatos son un conjunto de órganos dotados de unas serie de características sorprendentes. Al igual que los humanos, los felinos tienen órganos visuales, olfativos, auditivos, etc. En dichos animales, muchos de estos sentidos se acentúan más que en las personas, ya que están adaptados a otros modos de vida, en que tienen que primar unos sobre otros.

Como ya sabemos, los gatos son grandes cazadores nocturnos, por ello, sentidos como la vista y el olfato son fundamentales para llevar a cabo estas tareas. Igualmente, todo ello se complementa con rasgos físicos adaptados y orientados a su supervivencia y vida salvaje. Algunos de ellos, son por ejemplo: los dientes, los bigotes, las garras del gato o el pelaje.

Se cuentan historias de que estos animales son tan sumamente sensoriales, que algunos de ellos son capaces de predecir o barruntar desastres naturales como por ejemplo los tornados, terremotos y otros tipos de movimientos sísmicos.

Orejas del Gato

Las orejas de los gatos pueden ser de varios tamaños y formas. Todas ellas cuentan con gran multitud de músculos que les permiten moverlas y orientarlas a la perfección (unos 180º). Con ello, logran poner toda su atención en los sonidos que más les llaman la atención, permitiéndoles rastrear direcciones y medir distancias de una forma precisa.

El gato alcanza ni más ni menos que sonidos de alrededor de los 70.000 hertzios. Para que nos hagamos una idea, el valor más alto de las personas (alcanzado en la juventud), se sitúa en torno a los 18.000 hertzios.

Como vemos, podemos decir que los gatitos son todo oídos, ya que además son selectivos, pudiendo abtenerse de aquellos ruidos comunes para ellos que no les suscitan ningún interés, y prestando su atención a aquellos que les resultan más extraños o que les interesan.

Ojos de un Gato

Loa ojos de un gato son unos de los órganos de los sentidos más importantes para ellos. Constituye uno de los pilares en los que más se apoyan, junto con el sentido auditivo y el olfativo.

Los gatitos, a pesar de la creencia tan popular y sumamente extendida, no pueden ver en la completa oscuridad. Lo que si pueden hacer, es ver con muy poca luz. Estos animales, dilatan increíblemente sus pupilas para captar la poca luz que haya en el ambiente en que se encuentren. De igual manera, las cerrarán ante la abundante emisión de luz diurna. Por ello, de noche los tendrán las pupilas de sus ojos grandes y redondeadas, y de día, pequeñas, verticales y alargadas.

sentido-de-la-vista-en-gatos

En la parte de detrás de la retina, poseen una capa de células especiales que actúan como si de un espejo se tratase. Cuando las pupilas se encuentran totalmente abiertas o dilatadas en la oscuridad, la luz se refleja en dichas células, provocando el efecto brillante de sus ojos.

Como dato curioso, los ojos de los gatos blancos pueden ser azules, naranjas o bicolores. Desafortunadamente, los gatos blancos de ojos azules casi siempre suelen padecer de sordera al nacer. Los gatitos naranjas bebés no presentan problemas de audición, y los de ojos bicolor, ocasionalmente son sordos.

Sentido del Olfato

El olfato es otro de los órganos llamativo en estos animales. Habitualmente, para las personas que disfrutamos de estas mascotas como animal de compañía, estamos acostumbrados a ver como estos pequeños felinos olisquean todo tipo de comidas y cosas que se encuentran a su paso. De este modo, suelen decidir si lo que tienen delante de sus narices les agrada o no.

Las terminaciones nerviosas relacionadas con la capacidad olfativa de los gatos se sitúan en torno a los 20.000 millones, frente a los 5 millones si las comparamos con los humanos. Sin en cambio, las de los perros las superan con alrededor de los 150. millones de dichas terminaciones.

El Tacto del Gato

El sentido del tacto en estos felinos difiere del de las personas, ya que en estos animales se concentra o percibe fundamentalmente de otras formas, de las cuales, ellos logran sacarle más provecho. Además de valerse de sus almohadilladas manos y de sus afiladas garras, los gatitos poseen unos pelos táctiles denominados «vibrisas» distribuidos por varias partes del cuerpo del animal.

sentido-del-tacto-en-gatos

Fundamentalmente, estas vibrisas se encuentran en los bigotes, encima de los ojos, barbilla y en las patas delanteras. Los folículos capilares de donde nacen las vibrisas, están rodeados de numerosas terminaciones nerviosas encargadas de enviar estímulos a su cerebro. Gran número de estos estímulos son imperceptibles para los humanos. Y algunos de ellos, son a los que hacíamos alusión al principio del artículos, como por ejemplo cuando mencionamos que son capaces de percibir los temblores livianos o pequeños terremotos.

Sentido del gusto en gatos

Los mininos poseen un sentido del gusto muy peculiar y especial. Estos pequeños felinos poseen unos gustos exquisitos, ya que al igual que las personas, estos animales también tienen gustos particulares, por lo que a todos los gatos no les gusta lo mismo.

La superficie de la lengua de los gatos esta recubierta de diminutas papilas gustativas, las cuales le hacen percibir los sabores, excepto la percepción de lo dulce. Dado que son animales carnívoros, perciben con exactitud los sabores salados, amargos y ácidos, pero tienen mermada su habilidad de detectar los sabores más dulces.

Nosotros como cuidadores y responsables directos de nuestras mascotas gatunas, debemos saber reconocer los alimentos aptos, así como saber que come el gato.

Órgano de Jacobson

Los gatos, al igual que otros animales como los leones, los tigres y los caballos, poseen un órgano extra que los humanos no poseen. Dicho órgano, es denominado Órgano de Jacobson. Se encuentra ubicado en la parte superior de la boca, y le permite al gato «probar los olores». ¿Cómo puede ser esto posible?.

Esto lo hacen frunciendo los labios hacia atrás, permitiéndoles por ejemplo, que de este modo puedan percibir los aromas que dejan otros gatos, penetrando en su boca y ascendiendo a través de dos aberturas que se encuentran detrás de sus dientes frontales hacia una minúscula cámara, donde los concentran, los absorben y los perciben.

error: