Saltar al contenido
Gato Exótico

Pulgas en Gatos

pulgas-en-los-gatos

Las pulgas en los gatos constituyen un tedioso problema en estos felinos. Por ello, al mínimo síntoma de que nuestro gatito padece de estos parásitos, debemos tomar las medidas pertinentes. Si finalmente sufre de pulgas, ¡las deberemos erradicar lo antes posible!.

A menudo, solemos pensar que los parásitos, como lo son las pulgas, los ácaros o la tiña de los gatos constituyen un problema estacional, de higiene, o de entorno. En la gran mayoría de casos, puede ser esa la manera de contraerlas, pero no nos olvidemos de que las pulgas están adaptadas tanto a la vida rural como a la urbana.

Por ello, aunque las pulgas adultas conviven la mayor parte de su vida en el pelaje de los gatos y se alimentan de su sangre, los huevos, las larvas y las pupas, se pueden encontrar en entornos tan cercanos como el jardín o la vivienda de tu propia casa.

Por ello, a pesar de que nuestra querida mascota no salga nunca de casa, puede contraerlas de igual manera, ya que los huevos se pueden introducir en nuestro hogar de diferentes maneras. Algunas de las formas más comunes comprenden la visita de otros animales que ya las hayan contrario (perros, otros gatos…), o impregnadas o camufladas en la ropa de personas, en alfombras o cojines… y que posteriormente tengan contacto directo con nuestro animal de compañía.

Vida de una pulga en el gato

Las pulgas se propagan increíblemente rápida. las hembras producen alrededor de unos 30 huevos a lo largo del día. Cuando el huevo cae en lugares donde duerme o habita nuestra mascota, incuban, hasta que salen las larvas, tardando aproximadamente entre los 4 y 12 días. Dichas larvas, se alimentan principalmente de excrementos de otras pulgas.

pulga-en-gatos

Cuando las larvas crecen, se convierten en pupas, estás, se camuflan ente las fibras de alfombras, moquetas, láminas del parque, etc, en donde reactivan su desarrollo. Posteriormente, la pulga se hace adulta para parasitar a su huésped y seguir procreando y aumentando así su número y por consiguiente, acrecentando el problema en nuestro pequeño felino.

Identificar Pulgas en gatos

Detectar las pulgas en el gato es una tarea difícil a simple vista, a no ser que tu gatito manifieste síntomas de que algo no va del todo bien. A pesar de que miden apenas unos pocos milímetros, si nos fijamos minuciosamente, las podremos detectar. ¿Pero como llegar a la conclusión de que nuestro gato tiene pulgas?. Pues bien, tu mascota no podrá evitar manifestar una serie de síntomas y conductas extrañas provocadas por la molestia de estos parásitos.

Los signos más aparentes de que vuestro gato tiene de pulgas son: los fuertes e incesantes picores, y como consecuencia, vuestro minino se rascará, lamerá, incluso se morderá, todo esto, repetidas veces a lo largo del día. El daño se hará aparente por las heridas, rozaduras, descamaciones, dermatitis, calvas y ronchones en su piel.

Confirma que tu mascota tiene pulgas

Lo mejor para identificar si tu minino sufre de las dichosas pulgas es pasándole un cepillo antipulgas. Te recomendamos seguir unos sencillos pasos para identificarlas.

  1. Tumba a tu pequeño felino sobe una superficie clara (blanca a poder ser). Un buen lugar podría ser la bañera o ducha de tu casa, si estas son de materiales blancos.
  2. Con el peine antipulgas (los peines que tienen las púas finas) cepilla el pelo de tu mascota.
  3. Seguramente si te fijas bien, observaras como caen liendres, alguna pulga y excrementos de estas.
  4. Recógelas con un paño, servilleta o toallita para identificarlas mejor. Si aprietas, suelen teñir un poco de rojo la servilleta, debido a la sangre contenida en sus excrementos.

Elimina las pulgas en los gatos

Para erradicar las tediosas pulgas en los gatitos disponemos de varios métodos. Actualmente, los mejores y más efectivos métodos específicos para eliminar a las pulgas se centran en las pipetas, pastillas, sprays y collares antiparasitarios.

Las pipetas son las más utilizadas en las actualidad por su facilidad en la administración y por su gran eficacia o poder activo. Consiguen excelentes resultados en el exterminio de las pulgas. Los collares antiparasitarios también dan muy buenos resultados. Estos contienen insecticidas que repelen y acaban con las pulgas. También existen otros métodos algo menos efectivos pero interesantes a la hora de ayudar, complementar o potenciar a los primeros, como lo son los sprays (para desinfectar zonas contaminadas por parásitos) y Champús antipulgas (interesantes para ayudar a su eliminación y como método preventivo).

eliminar-pulgas-gatos

También hay que prestar mucha atención a la desinfección del entorno. Este es un factor muy importante, ya que no serviría de nada eliminar el pulgón en el gato si después las va a volver a contraer en su entorno. Dicho proceso se convertiría por así decirlo en un circulo vicioso del que sería difícil salir. Por ello, el mecanismo de acción para la erradicación del pulgón, reside en el método combinado del tratamiento de nuestro animal por un lado, y la desinfección de su entorno. por otro

Remedios caseros para pulgas en gatos

Como la mayoría de veces sucede en los temas de salud, siempre tenemos recetillas, truquitos o remedios caseros para todo tipo de dolencias y afectaciones que nos puedan surgir, tanto en animales como en personas. Gran parte de ellas por no decir casi en su totalidad, fueron creadas décadas atrás, cuando la ciencia no estaba tan desarrollada como ahora, y no quedaba más remedio que tirar de imaginación y de pruebas a base de ensayo y error para determinar que remedio funcionaba y cual no.

Algunos de los remedios caseros anti-pulgas más efectivos se basan en la administración de plantas y aceites naturales administrados en los gatos de diferentes formas. Algunas de estas comprenden:

  • Infusión de manzanilla: preparar la infusión con estas hiervas, después de hervir y colar la infusión para extraer los restos de la hierba de manzanilla. Después empapar un paño con el jugo resultante y aplicarlo sobre el cuerpo de nuestro gatete.
  • Vinagre + Champú: Una opción interesante es echar al champú con el que bañes a tu mascota con un poco de vinagre, esto repele a las pulgas. También puedes mezclarlo con aceite de citronela o de lavanda.
  • Spray casero antipulgas: otro método es juntar estas sustancias naturales antes descritas, rebajarlas con agua, como si de una poción mágica se tratara, y emplearlo como spray antiparásitos, rociándolo en las partes donde habita o duerme el gato (por ejemplo). Con ello, evitamos la proliferación de estos parásitos en las zonas que más frecuenta nuestro felino, evitando así su contagio sucesivo.
error: