Saltar al contenido
Gato Exótico

Gato caracal

gato-caracal

Con el gato caracal, estamos rozando ciertos límites referentes a la reproducción de los felinos salvajes con los gatos domésticos para obtener finalmente gatos híbridos. Entre dichos límites, estamos al borde de sobrepasar algunos tan importantes como son los éticos.

Lo cierto, es que este hermoso gato, está en el limbo de lo salvaje y lo doméstico, aunque parecer ser que tiende más hacia lo doméstico, y por eso, entra dentro de nuestra categoría «mundo del gato», pues es catalogado, como animal al que se puede domesticar.

A pesar de ser considerado un tipo de gato doméstico como pudiera ser cualquier otra raza doméstica que no proceda de los felinos salvajes, lo cierto, es que habría que hacer una especial mención o distinción a ciertas razas de gatos híbridos como lo son el gato caracal o el savannah, los cuales, difieren notablemente en cuanto a comportamiento se refiere de los primeros.

caracal
Caracal salvaje

¿Por que decimos esto?, lo decimos porque en los cruces de primera generación (f1) con felinos salvajes como pueden ser el caracal o el serval africano (en el caso del savannah), en el ADN (de los gatos híbridos) portan mucha carga genética salvaje. Por este motivo, su instinto no es equitativo del que pudiera tener cualquier otro gatito que no descendiera de dichos animales salvajes.

Gato híbrido caracal

Una de las grandes preguntas que nos sobrevienen a la cabeza a la hora de observar a estos felinos de aspecto tan salvaje, a parte de la típica de si corresponden a una raza doméstica y si es apta para poder tenerla en casa como mascota, es la relacionada con su procedencia. En este aspecto, nos interesa saber de que clase de felino desciende el caracat (otro de los nombres con los que se conoce).

gato-abisinia

En cuanto a su procedencia, hay que decir que este felino híbrido desciende del caracal o lince africano cruzado con un gato doméstico, para el cual, habitualmente se utiliza al abisinio por su aspecto salvaje, apodado también como «el pequeño puma».

Gato caracal doméstico

Podríamos decir que en algunos casos, estos tipos de mascotas no serían aptas para todo el mundo ni para todo tipo de hogares. El motivo, es que estos animales domésticos «que es como se clasifican por estar en ese término medio aún del todo no definido» no llegan a tener los comportamientos de los totalmente y sin lugar a dudas, gatitos domésticos.

gato-caracal-domestico
Cría de gato caracal f3

Aunque es una raza relativamente reciente de la que hacen falta más estudios, se ha detectado que en algunos de estos ejemplares, llegan a desarrollar un carácter algo primitivo o salvaje.

Este hecho, no hay que llevarlo al extremo, ya que prácticamente todos los felinos tienen dicho instinto, aunque lo suelan mostrar de forma más esporádica o ante situaciones en la que se crean en peligro, por lo que ver un gato enfadado no suele ser muy común, sobre todo, si estos pequeñines son criados y mimados desde pequeños en los hogares.

Carácter del gatito caracal

A correlación con el apartado de arriba, algunos de los ejemplos referidos a lo que su carácter compete, suelen ir relacionados con su actividad, ya que son muy inquietos y requieren de gran espacio para corretear, jugar y saltar, ya que en sus ratos de actividad son imparables. Además, hay que destacar de son animales de gran fortaleza, por lo que si tenéis niños pequeños en casa, hay que tener especial cuidado en como se relacionan y juegan con ellos, ya que podrían causarles algún daño por su bruteza. Sobre todo, ¡especial atención a estos gatos con los bebés, si este es vuestro caso!.

gato-caracal-bebe
Cría de gato caracal f2

Otro aspecto a tener en cuenta, es el de su alimentación. Estos grandes mininos, son astutos cazadores y les encantan las presas, por lo que la comida para gatitos que estás acostumbrado a comprar, quizá se queda corta en este aspecto. Hay que prestar atención a si comparten espacios con otras mascotas que pudieras tener, como pueden ser los roedores, las aves o pequeños reptiles. Si este es tu caso, hay que tener sumo cuidado, ya que sería más que probable que pasaran a formar parte de su dieta.

Como vemos, son una raza de felinos o de gatos híbridos algo complejos, sobre todo en los primeros cruces que se producen con el audaz caracal. Más abajo, analizaremos su parte doméstica y analizaremos también el supuesto caso de poderlo llegar a tener como mascota en casa.

Gato caracal mascota

En lo que respecta a tener un gato caracal como mascota, hay que decir que sería una opción que hay que «coger con pinzas» o matizar en ciertos aspectos. ¡Veámoslas!.

Primeramente, si la mascota de gato caracat (como también es denominado este felino híbrido), habría que tener o «sería muy conveniente» conocimientos sobre grandes felinos, ya que se pueden presentar ciertos problemas de conducta que estaría bien saberlos interpretar. Tener grandes espacios para que estos mininos puedan desarrollar todo su potencial y llegar a ser felices, o en su defecto, sacarlos a pasear en lugares permitidos. Estos son solo algunos aspectos que sumados a los de más arriba, ya son unos cuantos algo complicados de sobrellevar (pero no imposibles).

Si nuestro gatito caracat no desciende de los primeros cruces con el caracal (generalmente a partir del quinto cruce: f5), ya comienzan a ser más aptos para convivir en las casas, aunque siempre recomendando tener mucho espacio con patios o jardines, o en su defecto, hogares grandes adaptados con árboles, rascadores, túneles y demás juguetes para gatos con los que puedan jugar, desarrollar su instinto y que se encuentren equilibrados.

Este sería el caso más cercano para llegar a tener uno de estos felinos como mascota doméstica en los hogares, compartiendo el espacio con las personas. En estos casos, la carga genética ya se encuentra sumamente mermada y su comportamiento o instinto, como es evidente, no se puede comparar con el de los primeros cruces. Aún así, no dejan de ser gatos especiales en los que hay que prestar más atención de la habitual.

Gato caracat, caracaterísticas

Si nos centráramos en las características del caracal, habría que acabar diciendo que no es un animal hecho para ser domésticado ni para convivir con las personas, pero en el caso que nos ataña hoy, nos centraremos en la variante o descendencia «más apta para poder llegar a convivir con los humanos» que sería la del gatito caracal o caracat.

Pues bien, dependiendo del cruce o la generación de la que descienda este minino (f1,f2….f6), adquirirá unos rasgos u otros. Fundamentalmente, variará su tamaño, su peso, su aspecto físico e indudablemente como ya hemos dejado más que claro, su comportamiento.

caracat-gato

Como podemos observar, destaca su aspecto musculoso y esbelto a la vez, con un pelaje corto, tupido y de color marrón que le recorre por todo el lomo empezando desde la cabeza. El pecho y vientre lo luce de un color de pelo blanco. En la cola y patas, se le puede apreciar un patrón atigrado con unos anillos o franjas negras respectivamente, propio del que patrón que luce el gatito abisinio con el que comúnmente es cruzado.

Sin duda, lo que más llama la atención es su rostro, en la que distinguimos unos grandes ojos redondos y unas orejas propias de los linces (aunque no guarda parentesco de consanguinidad con estos ejemplares), muy largas, anchas en la base y terminadas en punta con pelos sobre ellas. La cara posterior de dichas orejas, son de color negro (su interior es rosado, protegido por un poco de pelo o vello blanco).

Gato caracal precio

Antes de nada, hay que decir que adquirir uno de estos felinos es sumamente difícil, casi tanto, como la dificultad que entraña producir camadas de estos mininos.

Como podemos imaginar, el tamaño del lince africano (caracal) y el de los gatitos domésticos no es para nada equitativo, como tampoco lo es su tiempo de gestación. Por todo ello, y por la hostilidad que presenta el caracal salvaje al aparearse con los gatos, se hace una tarea bastante compleja y ardua la del poder concebir ejemplares de este tipo.

A pesar de ello, se realizan estos cruces, y las crías resultantes del gatito caracal, son vendidas como animales exóticos, donde dichos ejemplares alcanzas cifras astronómicas.

Hay que decir que no existe un precio establecido para estos ejemplares únicos, así como también pasa con otras razas de gatos exóticos como lo son el gato savannah o el ashera.

gato-caracal-precio

Tomaremos de orientación las últimas cifras de las que se tienen constancia que se han pagado para adquirir estos ejemplares tan únicos. De ellas, extraeremos una media y tomaremos de referencia las últimas cifras que han pagado, por lo que podemos decir de forma orientativa, que el precio del gato caracal en españa es de 20.000 euros. 💸💸

Dicha cifra es común en otros países, ya que el precio del gato caracal en méxico, perú, o chile, escasamente varias algunos miles de euros arriba o abajo, pero como vemos, es un gato no apto para todos los bolsillos. 🙆🏼‍♂️

error: