Saltar al contenido
Gato Exótico

Ácaros en gatos

acaros-en-gatos

Los ácaros en gatos son unos molestos parásitos que generalmente se suelen afincar en las orejas de nuestros gatetes, pero también se localizan en otras muchas partes de su cuerpo, como lo son: la barbilla, alrededor de la boca, cuello, hombros, axilas, etc.

Dichos parásitos, proliferan rápidamente en nuestros gatitos, que a veces aprovechan momentos en los que están más bajos de defensa para criar en sus cuerpos, con los consiguientes perjuicios de salud que les acarrea.

Por ello, vamos a abordar el tema de los ácaros en las orejas de los gatos, así como cuando se afincan en otras partes de su cuerpo. En este artículo, lo explicaremos de una forma en la que todos nos entendamos de una vez de que se trata las infecciones por ácaros y de a que tipos de parásitos nos enfrentamos.

De esta manera, sabremos a que atenernos si se los diagnostican a nuestros gatitos, ¡y tendremos una pequeña hoja de ruta a la que acudir!.

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros, son una diminuta especie de parásitos que se clasifican en la subclase de arácnidos (grupo que comparten otros seres vivos como las arañas o garrapatas). De estos animales se han identificado unas 50 000 especies, aunque se estiman que existen centenares de miles más.

Los ácaros viven en hábitats de lo más diversos, localizándose tanto en los ambientes terrestres más extremos como las montañas o los desiertos, y también los encontramos en entornos marinos.

También hay que mencionar que esta subclase de arácnidos no solo son parásitos de los animales, sino que también son parásitos para nosotros, las personas.

Hoy vamos a centrarnos en la especie más común y que es responsable del 90% de las infecciones producidas en los gatos. A dicha especie se hace referencia con el nombre de Otodectes cynotis.

Ácaros en orejas de gatos

Como veníamos anunciando, uno de los lugares preferidos para los Otodectes cynotis son los oídos de nuestros gatitos, que es donde encuentran las condiciones más óptimas o idóneas para su reproducción.

acaros-en-orejas-de-gatos

Suelen alimentarse del cerumen que reside en el canal auditivo de estos felinos, y que comúnmente, puede observarse como la cera del oído va adquiriendo una tonalidad más oscura.

La reproducción de estos parásitos se produce de manera muy rápida, llegando a colonizar infestando el oído de nuestro gato en pocos días. La pauta que siguen habitualmente sería la siguiente:

  • Los ácaros depositan sus huevos en las orejas.
  • Al tercer o cuarto día de la puesta de sus huevos, eclosionan.
  • Repueblan aún más de parásitos el oído de los gatitos, ocasionándoles multiples daños.
  • Si no se paran a tiempo, los ácaros hembra estarán listos para iniciar su reproducción al cabo de los 21 días de vida (tres semanas).

Síntomas y daños de los ácaros en gatos

En este apartado, trataremos algunos de los síntomas y daños frecuentes que se manifiestan a consecuencia de la aparición de los molestos y dañinos ácaros en los gatos. A continuación, te detallaremos algunos de los signos y daños más característicos que producen y que harán que nos pongamos en estado de alerta.

Sospechar de una posible infección por ácaros si tu gato padece alguno de estos síntomas:

  • Si notas que tu gatito se rasca mucho.
  • Si tiene piel abierta o costras en el interior, posterior y base de las orejas. También se producen en zonas donde existe una fina capa de pelo (que suelen ser los lugares preferidos de los Otodectes cynotis).
  • Si tiene el cerumen de color oscuro (negro o marrón oscuro).
  • Si sus orejas presentan un olor que desagrada al acercarse.
  • Si tiene heridas por su cuerpo por rascarse a consecuencia del picor.

Daños de los ácaros en nuestros gatos

El daño más común que producen los ácaros en nuestros queridos amigos felinos, es la infección es sus oídos. También causan inflamación y muchos picores, con las consiguientes heridas que se hacen al rascarse. En casos más extremos, puede causarles incluso sordera.

Las infecciones que no se tratan pueden empeorar el diagnóstico, llegando a producir distintas enfermedades cutáneas más graves y difíciles de tratar.

«Otodectes cynotis» y sus formas de contágio

Al igual que sucede con la tiña en los gatitos, la principal vía de contagio de ácaros en los gatos se produce por el «contacto directo gato a gato«.

acaros-en-los-gatos

Un gato con parásitos Otodectes cynotis si se relaciona con otro gato que se encuentra sano, es muy probable que este último acabe padeciendo también de infección por ácaros en las orejas.

Es importante prestar atención si tienes una gata embarazada o que acaba de tener una camada de gatitos. Si la madre se encuentra infectada por estos parásitos, se los puede traspasar a sus crías, las cuales son más vulnerables y su salud peligra en mayor medida.

Otras formas de contagio más infrecuentes

Otras formas más infrecuentes o con menos posibilidades de contagio se dan entre gatos y perros (donde los perros son menos propensos a tenerlos), o el contagio de muy baja por no decir remota probabilidad (siempre hablando en condiciones normales) que se puede dar entre los gatos y las personas.

Tratamiento de los ácaros en los gatos

La erradicación de ácaros en gatos no debe ser una tarea difícil o que entrañe un riesgo preocupante, siempre hablando en términos generales y dando por hecho que el gato no tenga otras afecciones o patologías simultáneas de carácter grave como puede ser la del virus de la FeLV.

Estas afecciones pueden tratarse incluso con productos especiales para gatos sin receta en muchos de los casos, aunque si la cosa vemos que entraña más riesgo de lo normal o nuestro gato esta muy afectado, no dudemos ni un segundo en llevarlo al veterinario. Los veterinarios son los doctores de nuestros animales, y siempre tendrán las mejores respuestas en cuanto a lo que compete a la salud de nuestros gatitos.

El veterinario podrá identificar las larvas al microscopio y practicarlos un raspado cutáneo para hacer un diagnóstico más concluyente.

Los tratamientos más comunes para el ácaro del oído (así como para el ácaro de la sarna) actualmente usados, son los antiparasitarios tales como los acaricidas o la ivermectina.

error: