Saltar al contenido
Gato Exótico

Gato salvaje

gato-salvaje

El gato salvaje africano también denominado gato del desierto, es un tipo de felino salvaje del que se habla relativamente poco, quizás porque lo clasificamos por su aspecto como un gato montes, y si esto es así, no vamos encaminados, ya que pertenece a una subespecie del felis silvestris.

El nombre científico por el cual se conoce a este tipo de hermoso felino es bajo la denominación de «Felis silvestris lybic. Este particular minino que es el gato salvaje africano del desierto, se supone que fue el primer gato egipcio (felis silvestris lybica egypt) que domesticó dicha civilización, la cual se remonta hace aproximadamente unos 3500 años.

gato-montes-iberico

Este félido, se corresponde como ya adelantábamos a una subespecie del tan reconocido y protegido gato montés. La distintas subespecies de felis silvestris (gato montes) suelen ser de aspecto similar a este primero, aunque todas en particular, tengan sus características propias que los diferencien. A pesar de ello, este hecho hace que las confundamos con gran facilidad. Un ejemplo de a lo que nos referimos, es el caso del gato montes europeo, el cual comparte gran parecido en cuanto a rasgos físicos se refiere.

Gato salvaje africano, hábitat

Respecto al hábitat en que podemos encontrar a los gatos salvajes africanos, estos animales, habitan en la mayor parte de África y de la Península arábiga (situada en la confluencia de África y Asia, entre el golfo Pérsico, el golfo de Adén, el mar Arábigo y el mar Rojo).

gato-salvaje-habitat-mapa

Las poblaciones de estos grandes gatos que se avistan en Ceuta y Melilla, se asignan a la misma subespecie de felino que habita en el norte de África.

El gato montés del desierto habita en las zonas boscosas, en las sabanas, praderas y estepas. Aunque no es lo común, han sido observados ejemplares de estos animales salvajes a más de 3.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Habitualmente, debido a la búsqueda de comida o huyendo de poblaciones u otras amenazas que se encuentren a su paso.

Rasgos físicos y alimentación del gato del desierto

El cuanto al tamaño de los gatos del desierto, podríamos decir que son de longitud similar al de un gato grande doméstico, como por ejemplo pudiera ser el gato siberiano o el bosque de noruega. El peso de estos ejemplares, oscila entre los 3,5 y 7 kilogramos por lo general.

La longitud del gato salvaje africano ronda entre los 45 y 75 cm. Su cola, se corresponde aproximadamente con la mitad de la longitud del cuerpo.

El color de su cuerpo o pelaje, es denominado como un «color arenoso» (marrón claro con una tonalidad grisácea). Algunos ejemplares, tienen en los laterales del cuerpo algún patrón como rayas o manchas, ambas marcas, dibujadas de una forma muy suave. Su color, le permite a este audaz felino camuflarse a la perfección entre la naturaleza que le rodea, facilitándole pasar desapercibido y dotarle de una mayor facilidad a la hora de atrapar a sus presas.

gato-salvaje-africano

Alimentación del gato salvaje

Estos animales pertenecientes a la familia Felidae, son mamíferos carnívoros. Se alimentan básicamente de lo que logran cazan a lo largo del día, pero sobre todo en la noche o en su crepúsculo (antes de la salida del sol). Entre sus presas preferidas, se encuentran principalmente los pequeños mamíferos, reptiles, anfibios, insectos y aves.

Carácter del gato salvaje africano

En cuanto a su comportamiento o carácter, hay que decir, que como casi todos los felinos, son animales solitarios y autoritarios (utilizando la orina para marcar tu territorio). Puede dejar que varias hembras habiten en su territorio, sobre todo en épocas de apareamiento.

felis silvestris lybica-size

Este tipo de ejemplares son nocturnos. Por ello, basan su actividad en la noche y madrugada para cazar y realizar sus actividades. Durante el día, suelen descansar ocultos entre las arboledas, rocas y maleza donde se puedan sentir seguros y fuera de peligro. Además, son muy observadores y precavidos, gustándoles tener bajo su control absolutamente todo lo que sucede bajo sus dominios.

Apareamiento del gato montés africano

Los gatos salvajes o monteses africanos, son maduros sexualmente aproximadamente al año de vida, llegando a tener camadas que varían entre las 2 y 5 crías aproximadamente. Cuando las gatas (madres) dan a luz, mantienen a sus pequeñas crías una media de seis meses, hasta que logran aprender todo lo necesario para empezar a valerse por ellos mismos.

El periodo de gestación del gato salvaje africano tiene una duración que oscila entre los 56 y 63 días. Generalmente, darán a luz en épocas del año en las que la comida y las demás especies animales abunden. Por lo general, estos partos, se corresponden en el tiempo con la llegada de las estaciones del año que son más frías y lluviosas.

error: